08 marzo 2010

Chile 8.8


La noticia recorrió el mundo hasta el día de hoy, y a nueve días del terremoto que sacudió muchas regiones de Chile Dios me ha permitido contarles lo que hemos vivido.

Mientras dormía la madrugada del Sábado 27 de Febrero, exactamente a las 03:34 am un fuerte sismo sacudió territorio chileno, un inesperado terremoto 8.8 grados con una duración de 2, 45 minutos, lo que fue suficiente para hacernos despertar y pensar rápidamente.

Principalmente en regiones del Sur de Chile el fuerte terremoto provocó daños mayores, y a eso sumamos un Tsunami que terminó de derribar lo que el sismo no hizo caer, fue algo que nunca esperamos vivir, en realidad nunca esperamos que en poco más de 2 minutos grandes edificios caigan desplomados al suelo, que muchos queden sin casa para vicir e incluso nunca esperamos que los barcos queden varados en las plazas y poblaciones de la ciudad, es algo que nunca esperamos vivir.

Pero, ¿La voluntad de Dios es que suceda esto?

Es un asunto bastante dificil de explicar, incluso a veces uno mismo se enreda en intentar explicar la voluntad de Dios, ¿es decirle a otros que Dios mandó un terremoto? ¿es decir que Dios permitió que muchos murieran? A veces muchos creen que Dios obra de manera injusta, de ninguna manera voy a pensar eso, ya que todo lo que sucede es por voluntad de Dios, y este terremoto no fue la excepción, el asunto es que nada sucedió de manera injusta. Incluso desde hace mucho tiempo ya teníamos en conocimiento que algo así sucedería algún día, lo que desconocíamos era la fecha exacta, eso es lo que Dios declara a través del profeta Hageo:

"...Según el pacto que hice con vosotros cuando salisteis de Egipto, así mi Espíritu estará en medio de vosotros, no temáis.
Porque así dice Jehová de los ejércitos: De aquí a poco yo haré temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca; y haré temblar a todas las naciones, y vendrá el Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos.
Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos.
La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos..."

Entonces, era algo que Dios ya había anunciado y no se ha cumplido por completo, aún queda mucho por esperar.

Pese a que muchos perdieron la mayor parte de sus haberes, sus casas pasan a ser escombros, sin agua, electricidad, alimentos, prácticamente despojados de lo que un día tuvieron, nos da a pensar que a lo menos el corazón de ellos fue tocado y se encuentran en un momento sensible, en un estado de humildad capaz de aceptar toda la ayuda posible sin importar de donde viene. Bueno, en realidad no todos reaccionaron así.

Pero ¿Saqueos?



Lamentable pero cierto. La mayor parte de los supermercados y grandes casas comerciales perdieron su seguridad debido al destructivo terremoto, momento en el cual muchos de los que habían perdido todo decidieron ir y saquer todo cuanto encontraron a su paso. Es una acción que en ninguna oportunidad justificaré, pero a lo menos muchos llevaban alimentos a sus familias, mientras otros se paseaban con grandes LCD y lavadoras, sin mucho provecho ya que la electricidad fue establecida a los días más tarde. Esta acción provocó el repudio de la mayor parte de la población, en facebook nacieron grupor como "No te deseo mal pero el LCD que te pelaste se te queme" y muchos otros. Pues bien, perverso es el corazón del hombre ¿quién lo conocerá?

Pero ¿Que me quieres decir Shavy?

En realidad a lo que voy, es que Dios no nos ha llamado a ser entes de beneficencia, si bien es cierto que el ser bondados bendice mucho, creo que debe ser la segunda acción de un Hijo de Dios, la primera debe ser ofrecer la Salvación. En Chile se realizó una campaña llamada Chile ayuda a Chile, en la cual la meta era reunir 15 mil millones para ayudar a los damnificados por el terremoto y se reunieron 30 mil millones en tan solo 2 días, excelente, pero, ¿y la salvación, cuando?

Esa es la pregunta del millón, no del millón de pesos ni dolares, sino del millón de personas que puedes ser salvos.

Para retirarme, les digo que mientras escribo he sido testigo de a lo menos 3 sismos, es algo que deberé acostumbrarme. Pero para no sentir que solo he escrito sin concluir mis ideas, como un ministro activo de Dios esto fue algo que realmente me movió de mi asiento, literalmente.

Muchos de mis compatriotas no tienen pan para alimentarse, y nosotros tenemos el pan de vida que sacia eternamente.

Muchos de mis compatriotas no tienen agua para beber, y nosotros tenemos la fuente de agua viva.

5 COMENTARIOS ::: COMENTA AQUI ::::

N.Valencia Hizo un comentario el 9 de marzo de 2010, 16:36 dijo...

QUE BUEN ARTÍCULO.

Muchas Bendiciones y claro como tú dices ahora es el tiempo y el momento para entregar lo que Dios nos ha entregado, las personas están muy sencibles y buscan esperanzas y ahi es donde tenemos que actuar.

Paz y Bendiciones.

Te amo

Amerita dijo...

Tienes toda la razón, ahora es cuando la gente necesita más que nunca del alimento que Dios nos ha dado a nosotros.
Todo lo que ha pasado Dios lo ha permitido, pero todo por amor, y para el beneficio de nosotros, muchas veces cuando estamos en el momento de la prueba no entendemos muchas cosas, pero despues lo entenderemos, estoy segura de eso.
Dios te bendiga mucho, y voy a esforzarme por ayudar a compartir la comida que Dios me dá!!

Pashy

Sol Hizo un comentario el 12 de marzo de 2010, 1:13 dijo...

Yo creo que luego del sismo, ha quedado un terreno fértil para un gran avivamiento en Chile. ¿Por qué lo digo? porque cuando las personas pierden todo lo que tenían materialmente, queda un vacío que sólo Dios puede llenar. En la desesperación y necesidad de milagros, hay espacio para que el Espíritu se mueva, y estoy convencida que se va a mover en gran manera.
Me alegra mucho que estés a salvo. Dios te re bendiga.

Victor Cabrera Hizo un comentario el 12 de marzo de 2010, 5:59 dijo...

Hola Shavy!
Supuse que estarías bien despues de todo esto, ya que eres de Quillota, cierto?
En el Señor, todas las cosas son por algo y para algo. La calamidad es una oportunidad para lo bueno, y entre esas cosas buenas, lo más importante es que muchos reciban a Cristo, no por miedo al desastre ni al fin del mundo, sino por un amor verdadero a Dios.

Saludos y bendiciones!

:::CRISTOADICTO::: Hizo un comentario el 16 de agosto de 2010, 20:24 dijo...

Muchas gracias Victor por tu apoyo, eres un excelente siervo del Dios poderoso.

Un abrazo amigo

Salvación y Paz
Shavy

 

Licencia

Cristoadicto bajo licencia Creative Commons
El blog de Cristoadicto trabaja bajo licencia Creative Commons. Ver las condiciones.
Para copiar cada trabajo solicitamos incluir un enlace de retorno a este sitio o copiar el siguiente código.
Copia y pega el código en elemento HTML
Código de Licencia

Artículos más comentados

Afiliado a...

Sitios de Blogs Cristianos Añadir a Technorati Favoritos Directorio Webs
Gracias por visitar y ser parte de este sitio, muchas bendiciones. Esperamos atentamente una pronta visita.

:::CRISTOADICTO::: Por la Redención © 2009 Diseño extraido de BTemplates editado por Shavy. Producción original de CEIM-Chile.